Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

martes, 6 de enero de 2015

Canalización de Cervantes por Kris-Won (06-01-2015)






        

¡Bendiciones para todos los que leen este mensaje!


         Estamos encantados de poder hacerles llegar nuestro mensaje, y que éste pueda llegar a sus hogares, y Uds puedan leerlo cómodamente sentados frente a la pantalla de su ordenador. ¿No es fantástico?

         Un nuevo año está comenzando. ¿Están preparados para recibirlo, con todos los acontecimientos que llevará consigo?

         Va a ser un año muy especial, un año que van a recordar cuando sean ancianos, y se lo contarán a sus nietos, que sentados en sus rodillas se quedarán boquiabiertos escuchando su relato sobre lo que comenzó a ocurrir en el año 2015 de la Era Moderna.

         En este año los viejos paradigmas han comenzado desde el 1 de Enero a desmoronarse, y los más psíquicos de entre ustedes lo han sentido, aún sin saberlo conscientemente, porque nadie se lo había dicho… hasta ahora.

Pero en su fuero interno asienten cuando leen estas palabras que les transmitimos. Ellos lo han sentido internamente antes de que el hecho fuera revelado públicamente.

Entonces, si los viejos paradigmas se están empezando a desmoronar, ¿qué va a ocurrir con el planeta? ¿Cuándo llegará la Nueva Tierra tan esperada? ¿Cómo se van a manifestar los nuevos paradigmas en su plano de realidad?

Se han hecho todas estas preguntas, ¿verdad? Y si no se las habían hecho, de seguro que estarán encantados de que se las respondamos. ¿Me equivoco?

Ni la mitad de lo que podemos adelantarles sobre lo que van a vivir durante este año tal vez fuera creible para mucho de ustedes. Para otros más preparados y alineados con la realidad de lo que está aconteciendo, sentirían que SÍ podría estar comenzando a suceder.

Por tal motivo vamos a hacerles partícipes de algo que va a comenzar a plasmarse en su realidad material, y dejaremos para más adelante otros hechos que vivirán, pero que no amerita ahora un avance de los mismos.

Habrá cada vez más personas bien conocidas públicamente, que van a expresar a través de los medios de comunicación su descontento por las políticas de los gobiernos, gobiernos que han sido hasta ahora títeres de aquellos que gobiernan realmente bajo el telón. Que ostentan el poder de decisión de todo aquello que se decide en el país y hasta internacionalmente, y que dirigen a sus líderes políticos a veces sutilmente, y otras descaradamente.

Estas personas, como cuentan con un gran número de seguidores y simpatizantes, dado su carácter público, van a influir en la opinión de muchísimas personas, que empezarán a interesarse por temas a los que no habían prestado atención todavía, o bien que habían escuchado, pero no les habían prestado el interés debido.

Comenzarán a sobresalir personajes políticos que antes no eran conocidos, y que están imbuidos de un deseo noble de sanear todos los estamentos políticos, jurídicos y policiales, que se han vuelto en todo el mundo nidos pútridos donde habitan la corrupción, la estafa y la hipocresía.

Fortalecidos por la masa popular, ya cansada de tanta corrupción en todos los ámbitos, van a ser los artífices de un gran cambio en las principales naciones del planeta; y eso será el reguero de pólvora que va a iniciar la regeneración de todos los valores morales que por desgracia se habían perdido. Y esos valores éticos perdidos van a calmar la sed de todos aquellos que suspiraban por el amanecer de un mundo más justo y mejor.

Estos cambios los irán viendo. Serán paulatinos, pero comenzarán a ver sus primeros pasos en este venturoso y auspicioso año 2015.

La suerte está echada. Las cartas están sobre la mesa.

Ahora… ¡juguemos!



Fuente:   Miguel de Cervantes Saavedra

Canal:     Kris-Won



(Nota del canalizador:  Durante toda la transcripción no he tenido ni idea de quién me estaba dictando el mensaje, y cuando al finalizar la canalización le pedí que me comunicara su identidad, me sorprendí cuando me dijo que era Cervantes, el autor de El Quijote; volví a preguntarlo y me lo reafirmó aún con más vehemencia. Él es el transcriptor, pues, de este mensaje.)




No hay comentarios:

Publicar un comentario